martes, 13 de enero de 2015

AITANA

Nació en la calle, como tantos otros. Se crió con su madre y hermanos. Éstos, según los vecinos de la zona, fueron atropellados uno a uno y su mamá también desapareció un día, dejando solita a Aitana.

Una mañana, con tan solo 3 meses, Aitana también sufrió un accidente. Suponemos que su rabo quedó atrapado en el motor de algún coche y le fue arrancado de cuajo. Le destrozó la cadera, dejó de poder controlar esfínteres y la herida le provocó una gran infección. De esta forma sobrevivió Aitana en la calle 3 meses más, comiendo lo que encontraba, guareciéndose en una casa abandonada,.. y así la encontramos nosotros.

No sabíamos si Aitana conseguiría superarlo, pero ella es más fuerte de lo que lo somos ninguno de nosotros, su cadera sigue afectada, sigue sin controlar esfínteres pero juega, corre y es feliz, muy feliz.

En una habitación cobijada del frío, la lluvia y el viento tiene una cama, calentita con una manta bien mullida, pero ella prefiere ir a un pequeño leñero a esconderse en una caja vieja. Y quiénes somos nosotros para decirle lo contrario, es ella la que tiene que darnos lecciones de supervivencia.

Este caso es especial, Aitana solo puede irse con una familia también especial, que sepa que necesita muchos cuidados, que le vacíen la vejiga y que hay que estar pendiente de intervenirla de urgencia en cualquier momento.

Esterilizada, desparasitada interna y externamente. Vacunada. Negativa en inmuno y leucemia.
info.bigotedegato@gmail.com



No hay comentarios:

Publicar un comentario